Una crisis servida a sorbos

Publicado el 14 Mayo 2010
Archivado en Mercè | Salir del comentario

El presidente del gobierno español ha ido sirviendo pequeños sorbos del reconocimiento público de una crisis negada por muchos, aunque algunos o muchos llevamos años viéndola venir. Por fin ZP ha pasado a la acción, posiblemente con el apoyo, o quizás el empuje del amigo americano y de los socios europeos.
Está bien que la ejecutiva y los altos cargos se bajen el sueldo, o que desaparezca el cheque bebé sin condiciones. Hay que valorar la utilidad de algunos ministerios, altos cargos, amigos, parientes, enchufados, vecinos…, incluso estaría bien que se acotaran sueldos y pensiones a la alza, ya que hay quién cobra mucho por nosequédecuantosex, que si ex ministro de tal y no se qué más de cuál. Pero que pongan las pensiones en el saco anticrisis, es dar un disgusto innecesario a los jubilados, quedar como insolidarios, y por otro lado es tener poca visión de marketing, ya que tampoco sería mucho el incremento si se aumentaran las pensiones. Además, el año pasado ya casi no se subieron, porqué el PIB de referencia, curiosamente, salió muy bajo.
En cambio sí que se notaría si a los bancos y entidades financieras, causantes de la crisis, se les exigiera la responsabilidad que les corresponde, empezando por cuestionar si tienen derecho a esos sueldazos que se cobran a costa de nuestro dinero (el que les llega de forma directa y el de forma indirecta a través del Estado). También están las movedizas SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable) que pagan alrededor de un 1%. Aunque los gobiernos solamente se las podrán ver con las SICAV si se actúa conjuntamente a nivel mundial. Las SICAV hasta que no se topen con un impuesto único en la puerta de cada país, siempre huirán a países con impuestos más bajos.

Comentarios

No hay mas respuestas