Tomaduras de pelo

Publicado el 23 septiembre 2010
Archivado en Javier | Salir del comentario

Hace muy pocos días, en la Cumbre de los Objetivos del Milenio, Zapatero y Sarkozy propusieron crear un impuesto para las transacciones financieras, aplicable a los bancos, cajas, etc. Con él, se pretende que no haya que volver a pagar rescates millonarios con el dinero de todos. Así, por hacernos una idea, el Gobierno calcula que la factura final del rescate de los bancos y cajas españoles va a costar unos 30.000 millones de euros. Esto es, más o menos, el 3% del PIB de nuestro país. Demencial, ¿verdad?

En estos tiempos, en los que nos aplican recortes a los servicios sociales, congelan las pensiones y los sueldos públicos, nos encontramos que tenemos que acudir al rescate de todos aquéllos que provocaron la situación en la que estamos. Y no sólo eso, sino que cuando se les sugiere gravarles de alguna manera, se oponen tachándolo de ‘imbecilidad’ (según el director general de la Fundación de las Cajas de Ahorro, Victorio Valle). ¿Imbecilidad? ¿Cómo se puede tener semejante desvergüenza? Para más inri, Emilio Botín ya ha advertido de que el posible impuesto puede recaer sobre los clientes, en los créditos o comisiones. Nos hartamos de ver sus beneficios millonarios y todavía se atreven a decir esto.

No me parece de recibo que nos tomen el pelo de esta manera. Y mucho menos que se lo permitamos.

Comentarios

No hay mas respuestas