La gran diferencia entre necesidades y deseos

Publicado el 30 noviembre 2017
Archivado en General | Salir del comentario

Como parte de la planeación financiera que una persona puede llegar a desarrollar, suelen surgir una serie de necesidades y deseos que deben ser muy bien diferenciados para poder cumplir con las metas que previamente se han establecido, pues de lo contrario la persona terminará divagando. Se trata entonces de aterrizar este par de conceptos al mundo de las finanzas para que así resulte más simple mantenerse firme en cuanto a esos objetivos que con tanta convicción se han propuesto.

Si bien puede parecer más que evidente la diferencia entre necesidades y deseos, la verdad es que en la vida práctica no es tan sencillo como se creería, esto debido a que no siempre es tan sencillo dejar ir esos caprichos que por momentos parecieran ser imprescindibles.

Necesidades y deseos en el mundo financiero

Ciertamente cada persona crea sus propios estándares para establecer necesidades y deseos, pero lo cierto es que no se debe perder de vista que mientras las necesidades no tienen discusión y son imprescindibles, los deseos pueden aplazarse un poco sin que esto represente carencias de algún tipo.

Un ejemplo que ilustra muy bien estas nociones corresponde a la necesidad de comprar alimentos y al deseo de que no sea cualquier producto sino exclusivamente una hamburguesa. Mientras que la necesidad puede considerar el valor del producto y como esta compra afectará el presupuesto del día siguiente, el deseo se centrara exclusivamente en obtener lo que anhela prontamente sin tener nada más en cuenta.

Es de señalar que no todos los deseos pueden verse como algo malo ya que estos pueden pasar a transformarse en motivaciones, asimismo las necesidades no siempre deberán serán priorizadas. Se trata más que nada de encontrar ese equilibrio tan necesario para una economía estable y siempre en ascenso que pueda mostrarse plenamente fortalecida.

 

 

 

Comentarios

No hay mas respuestas