Hábitos saludables para tener éxito en los negocios

Publicado el 9 abril 2014
Archivado en José M. Vargas | Salir del comentario

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado porqué unas personas tienen más suerte en los negocios que otras. Realmente no hay ningún misterio. Unas hacen las cosas de manera diferente y otras no, unas siguen algunos detalles a tener en cuenta y otras van un poco a lo loco. Es hora por tanto de adquirir ciertos hábitos saludables que te ayudarán a variar un poco esa suerte que te resulta esquiva.

Suerte en los negocios

En primer lugar hay que intentar que las piedras y los obstáculos no te impidan ver la meta al final del camino. Tienes que tomarte los retos como oportunidades para aprender y crecer. Hay que ser capaz de ver las situaciones difíciles desde todos los ángulos y adoptar la perspectiva más amplia posible. Si hasta ahora has tenido un camino fácil no estarás preparado para resistir los golpes inesperados.

En segundo lugar tienes que aprender a decir no. Es mucho mejor no aceptar un proyecto que no estamos en condiciones de asumir que aceptarlo y no hacerlo bien. Puedes hacer una lista de las cosas que te resultan más importantes y que puedes hacer fácilmente y luego delegar otras que pueden hacer otras personas. Así te liberas de mucho trabajo, estrés y abres vías a nuevas oportunidades que te lleguen.

Otro de los hábitos saludables que puedes adquirir es escribir cada mañana un plan detallado de que lo que queremos hacer durante el día. Por mucho que nos guste pensar que podemos acordarnos de todas nuestras tareas, cuando la jornada de trabajo se llena de reuniones es fácil olvidar algunas de las cosas que tenemos que hacer. Al tener esta lista cada día delante puede que te haga trabajar más duro y olvides las distracciones.

En cuarto lugar te recomiendo aprender y escuchar las críticas que se reciben. Pero no la crítica odiosa y destructiva, sino la que construye para así evaluarla y actuar en consecuencia. Solicita la opinión de las personas que valoras. Ellos te darán buenas ideas para ponerlas en práctica de cara al futuro.

Por otra parte hay que confiar en el instinto. Si tu mente te dice que sí pero sin embargo el instinto dice no, es mejor pensarlo varias veces antes de actuar. Cuando te enfrentas con decisiones difíciles hay que buscar toda la información posible y luego, cuando la hayas recabado, dejarte llevar por ese instinto. ¿Qué te dice ahora?

Por último es imposible llegar al éxito mientras vayamos sobre seguro. A veces hay que tomar riesgos, siempre bien calculados, claro, para conseguir nuevas oportunidades. Al tomar un riesgo puedes aprender de él y seguir adelante. Los grandes sueños no se consiguen sin tomar riesgos.

 

Comentarios

No hay mas respuestas