Gestión automatizada de dinero en efectivo

Publicado el 17 Diciembre 2013
Archivado en Raúl | Salir del comentario

A los que no manejamos mucho dinero en efectivo usar una máquina como las que vende HartMonetic nos puede parecer algo extraño, pero no lo es cuando hay muchas empresas que se dedican a fabricarlas, y muchos clientes que se las compran.

Un contador de billetes es imprescindible para muchos negocios, ya que es mucho más que un simple contador de efectivo: clasifica, evalúa, reduce las visitas de las empresas de seguridad, facilita la disposición de efectivo, …   

dispensador de billetes

La finalidad de este producto no es otra que la de reducir los costes derivados del tratamiento del efectivo. ¿Cómo? Minimizando el número de visitas de las compañías de seguridad y conseguir la reducción de billetes en tránsito y permitiendo el almacenamiento en el ATM, el envío para su posterior clasificación en el Marco de Reciclaje que aprobó la Unión Europea en función del estado y el deterioro sufrido por los billetes en su uso y que se rige por unos estándares que fijó el BCE.

Se reducen los costes operativos y financieros, el efectivo fluye sin problemas y todos salen ganando. Otra de las ventajas de la instalación de esta máquina en una sucursal es simplemente que las primas de riesgo del seguro baja considerablemente.

En cada acción valida todos los billetes que pasan por sus “manos” y se convierte en una herramienta imprescindible.

Para terminar de hablar de los bancos, también necesitan máquinas para destruir los billetes que están en mal estado. Estos no se pueden tirar a cualquier parte, ya que su papel es especial, por lo que se usan máquinas que los destruyen y los guardan para su posterior reciclaje.

Los bancos son los principales clientes de este tipo de equipamiento, peros los negocios también los usan a menudo. En aquellos que se maneja mucho efectivo, una máquina de contar billetes, y sobre todo monedas ahorra tiempo.

Con ella, cuando se acude al banco a ingresar el dinero se sabe exactamente lo que hay, de manera que no hay que esperar a que lo cuenten. De igual forma, si un cliente hace un pago elevado en billetes pequeños, en un momento se puede comprobar la cantidad sin error posible. 

Comentarios

No hay mas respuestas