Cómo organizarse una mañana de trabajo

Publicado el 24 abril 2014
Archivado en José M. Vargas | Salir del comentario

Aunque a veces cuesta entrar a trabajar por las mañanas, lo cierto es que es el momento del día en el que nos encontramos mejor tanto física como mentalmente. Para sacarle partido a estas horas de la jornada laboral puedes seguir una serie de consejos que te detallamos a continuación.

Jornada Laboral

Resulta ideal llegar a tiempo a nuestro trabajo. Incluso, en la medida de la posible, un poco antes. De esta manera, además de dar buen ejemplo a tus jefes o tus empleados consigues aprovechar al máximo las horas más tranquilas del día. A veces se solucionan muchas cosas cuando se está solo en la oficina.

Antes de empezar el trabajo no estaría mal tener una pequeña reunión de unos minutos con los compañeros, el jefe o los empleados. Se puede discutir el plan del día y qué mejor momento que hacerlo antes de comenzar la jornada laboral. Una reunión totalmente informal e incluso un poco divertida. La mejor manera de motivarse ante lo que nos espera es siendo positivo.

La mañana es el mejor momento del día para hacer frente a lo más importante de la jornada. A estas horas seguro que afrontamos mejor esa llamada que tenemos pendiente o las cosas que van con algo de retraso. Es también buen momento para ponerse al día de todo lo que tenemos por hacer y aquello a lo que debemos dar prioridad.

Fundamental resulta tener un pequeño descanso a media mañana. Dar una vuelta por la oficina, tomar un café mientras charlas con los compañeros. Un buen momento también para hacer una lista con las cosas que debemos evitar para no caer en las temidas distracciones. Si trabajamos con el ordenador delante seguro que en más de una ocasión escapamos a las redes sociales y otras cosas que nos hacen perder mucho tiempo.

 

 

Comentarios

No hay mas respuestas